sábado, 28 de noviembre de 2015

Midsy 'la pálida' {Parte V}

Aquella noche no me desperté a las cinco de la mañana. Sin embargo me ocurrió algo peor ¿Cómo? Sí, sí. Algo peor, mucho peor. Mi mente me llevó a un sueño diferente pero a la vez de forma intensa. ¿Por qué no me desperté como las noches anteriores? Bueno. Quizá había tenido algo que ver el no escribir esa noche en mi diario. Pero es que estaba absolutamente cansada de todo. No me podía imaginar que Inés hubiese muerto. Vayamos al sueño.


En dicho pensamiento había una sala vacía. Sólo había un calendario. Yo, triste de mi, caminé hasta el pequeño lugar y, una vez que había llegado allí, cogí ese calendario entre mis finos y pálidos dedos. Era 13 de mayo. Un día antes de que Carlos muriese ¿Coincidencia? Buh. No, no lo creo en absoluto.  Cerré los ojos, en el propio sueño, intente desconectar y olvidarme de aquello pero no pude. Algo me agarró por la espalda. Al abrir los ojos, sumida en aquello, casi me defequé de miedo al contemplar lo que tenía frente a mi. Era una mezcla de humano y monstruo. Sin ojos, sin nariz ni boca. Solo un par de grapas que simulaban la vista y un montón de sangre que simulaba unos labios carnosos.

Pero de esa sangre se emitía un sonido más irritante que el de la sirena de un coche antiguo.

-Sabrás que morirás de cáncer pronto -me dijo.
-Toda mi familia murió por padecer cáncer -contesté asustada.
-Yo te ofrezco la oportunidad de vivir por y para siempre, pero todo tiene un precio.
-¿Qué? -pregunte bastante curiosa.
-Para sobrevivir tendrás que matar a personas. Fácil. Tu nombre será Midsy. Aunque hay algo más.
-... -
-En tu día a día nadie deberá sospechar. Si lo hacen, morirás. Mañana, 14 de mayo, Carlos deberá morir. El 15 de mayo lo deberá hacer tu mejor amiga, a quien llamas Inés. Y el día de tu cumpleaños deberás matar a tu familia...
-¡NO! -dije tajante aunque, naturalmente, estaba cansada y asustada.
-Está bien. Pues prepárate para morir.
-¡NOOOOOOOOOOO! -recapacité ante el pensamiento de la muerte -¡ESTÁ BIEN, HARÉ LO QUE QUIERAS PERO DÉJAME VIVIR Y PERMÍTEME NO MATAR A MI FAMILIA!
-Considera esto un pacto con el diablo, niñita insoportable. 



Y desde entonces, Midsy la pálida se convirtió en una chica de aspecto angelical. Por los días hace vida normal y por la noche va matando a sus amigos y conocidos. En la noche, cuando despierta, escucha sus propios gritos de ultratumba. Su conciencia se remueve por dentro. Llora, llora y llora en su propio armario, de rodillas. Está asustada, maldice a todo por tener que ser así. Por hacer eso para sobrevivir. Por darle la cara al cáncer. Por ser un jodido monstruo con tan solo 14 años.


2 comentarios:

Diseñado por El Perro de Papel