viernes, 6 de marzo de 2015

Los Últimos Días {Parte III}


Al fin llegó; una noche, de miércoles creo recordar, Lilian comenzó a hacer unos gestos irreconocibles en ella. El chico, de nombre Jasper, se asustó y rápidamente fue a llamar a los médicos que había disponible en ese momento. Estos, seguidos de Jasper, entraron en la habitación y acudieron a la cama en la que estaba postrada la joven pelirroja. Decidieron llevársela de ahí a otro lugar más seguro...

***
La situación y el momento estaban siendo incómodos ¿Qué habría pasado con la chiquilla? Jasper se lo preguntaba una y otra vez mientras seguía dando pasos hacia adelante y hacia atrás, como una gallina mareada, hasta que al fin, uno de los médicos salió del lugar en donde estaba Lilian. El especialista se acercó a Jasper y hundió el entrecejo - No se preocupe, su amiga está bien, hemos conseguido salvarla. Por lo visto, una de las grapas que le conectaba el cráneo se soltó y su amiga estaba sintiendo un dolor indescriptible; su cerebro quería escapar de su cráneo, pero por suerte, está todo bien... - concluyó el médico en susurro. Después le dedicó una sonrisa al chico y le invitó a seguirlo. Lo más seguro es que pudiese ver a Lily. Cuando ambos entraron en la sala, la joven pelirroja le sonreía a Jasper

***
' Cinco años después del accidente, soy incapaz de confesarle la verdad a Lily. Mi conciencia me decía que debía vivir ella conmigo. Conseguimos salir del hospital, aunque ella no consiguió levantarse de esa cama; su columna estaba hecha añicos; ella estaba condenada a estar de por vida echada, mirando al techo. No puede entablar una conversación normal; solo sonríe, ríe y, en ocasiones, hablamos. Me paso todos los días a su lado, cerca de su cama. No soy capaz de decirle que yo fui el cabrón que la atropellé con el coche, no soy capaz de decirle que yo soy el monstruo que le ha llevado a esta vida de mierda, no soy capaz... '

Fin

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diseñado por El Perro de Papel